Un implante cerebral podría ser efectivo para tratar el trastorno obsesivo por atracón



Las personas que padecen el trastorno por atracón compulsivo pueden ser tratadas con un implante cerebral, encontró un estudio publicado en la revista Nature Medicine. Este trastorno es un de los más comunes.

El estudio resaltó que dos pacientes adultas, de entre 46 y 56 años, están teniendo menos atracones luego de recibir una terapia de estimulación cerebral profunda.

Para esta terapia se requiere hacer pequeños agujeros en el cráneo para implantar dos electrodos en áreas del cerebro para que se puedan producir impulsos eléctricos para regular los impulsos anormales. Esos mismos impulsos eléctricos también pueden afectar los químicos dentro del cerebro.

La estimulación es controlada por medio de un dispositivo parecido a un marcapasos colocado debajo de la piel cerca del pecho con un cable que viaja desde el dispositivo hasta los electrodos cerebrales.

Estas dos pacientes son parte de un estudio pequeño y piloto con duración de seis meses, el cable y el aparato fueron colocados con una cirugía debajo del cuero cabelludo.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) aprobó la estimulación cerebral profunda para reducir las convulsiones en la epilepsia difícil de tratar y es un tratamiento establecido para las personas con enfermedad de Parkinson y distonía, así como para afecciones psiquiátricas como el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC).

Las pacientes hasta ahora parecen no tener efectos secundarios adversos. El estudio fue realizado por investigadores de la Facultad de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania.

¿Qué es el trastorno por atracón?

El trastorno por atracón es una condición en la cual la persona come generalmente una cantidad de comida mucho mayor de lo normal, todo al mismo tiempo. La persona se siente fuera de control durante estos atracones.

El trastorno por atracón no es lo mismo que comer mucho de vez en cuando. La gente con trastorno por atracón come sin control por lo menos una vez a la semana dentro de un lapso mínimo de 3 meses.

La persona con trastorno por atracón muestra por lo menos tres de las conductas siguientes durante un episodio de atracón:

  • Come mucho más rápido de lo normal
  • Come hasta sentirse incómodamente lleno
  • Come mucho sin tener hambre
  • Come solo/a por vergüenza
  • Siente asco, depresión o culpa después de cada atracón
  • El trastorno por atracón puede variar de leve a grave. La persona con trastorno por atracón suele tener sobrepeso u obesidad (un peso mayor de lo que se considera sano para la estatura). Generalmente, siente vergüenza por su falta de control al comer y puede tratar de ocultar el problema.

Usualmente, el tratamiento del trastorno por atracón consiste en psicoterapia (hablar con un terapeuta capacitado acerca de su estado de ánimo, sentimientos, pensamientos y conductas).

Además de la psicoterapia, su profesional de atención médica puede recomendar también un medicamento para tratar el trastorno por atracón.

Te recomendamos leer: 

El tipo de tratamiento que recomiende su profesional puede depender de otras condiciones de salud que usted tenga.

Se manifiestan familiares de desaparecidos en Escuinapa, Sinaloa



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.