Esteban Villegas toma protesta como gobernador de Durango; augura tempestad financiera



Durango.- El priista Esteban Villegas tomó protesta como gobernador de Durango este jueves 15 de septiembre, después de ganar las elecciones de 2022 como candidato de la alianza entre PAN, PRI y PRD.

En ceremonia desde el Congreso de Durango, Esteban Villegas expresó su compromiso hacia los duranguenses y prometió dar prioridad a la política social en su gobierno.

Sin embargo, el nuevo gobernador de Durango también reveló que recibió una administración en condiciones de tempestad debido a un grave estrangulamiento financiero.

Villegas dio a conocer que el gobierno federal destinará una bolsa de 300 millones de pesos al gobierno del estado para pagar la nómina de la burocracia en los próximos 10 días.

El reto es inmenso: el estado que guardan las finanzas no solamente es malo, es catastrófico. Nuestra tierra está en números rojos. Somos el único estado en el país, en último lugar de la tabla en el manejo financiero”, advirtió el priista.

“Para hoy, 15 de septiembre, no teníamos todavía hace unas horas, cómo pagar la nómina del Gobierno. No había un solo peso para eso. Y en una plática previa a esta toma de protesta, el Secretario de Gobernación, que conoce perfectamente, y por instrucciones del Presidente Andrés Manuel López Obrador, en menos de 10 días, tendremos los 300 millones de pesos que nos faltan para poderle hacerle frente, desde el primer día, al compromiso que hicimos por Durango”, detalló.

El nuevo gobernador de Durango se describió como un hombre “al que le gusta enfrentar las adversidades” y dispuesto a “liderar los esfuerzos de un estado con un proyecto sólido que busque nivelar el barco ante una tempestad a todas luces”.

Te recomendamos leer:

Aunque Villegas ganó las elecciones de 2022 como candidato del PRI, PAN y PRD, el buen ánimo no asomó entre sus aliados en la ceremonia, donde lo dirigentes Marko Cortés y Jesús Zambrano dirigieron un frío saludo al priista Alejandro Moreno, en momento en que la alianza opositora tiene un futuro incierto tras el respaldo del PRI a la iniciativa para ampliar la presencia del Ejército en las calles hasta 2028.

Por su parte, el gobernador saliente, José Rosas Aispuro, no se presentó en la ceremonia, aunque lanzó un último mensaje a los duranguenses como mandatario estatal, en el cual aseguró que se va “con las manos limpias”.

Con información de Reforma.



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.