Asedio de Sarajevo ¿Pagaron ricos por asesinar civiles?


Nedim Hasic y Vesna Bernardic |

Sarajevo, (EFE).- Durante el cerco de Sarajevo (1992-1995) millonarios occidentales y rusos pagaron -supuestamente- a militares serbobosnios por disparar contra civiles desde sus posiciones en las colinas de la ciudad, un «safari» en el que las piezas de caza eran humanas.

Esto es lo que sostiene el documental «Sarajevo Safari «, del director esloveno Miran Zupancic, estrenado anoche en el Al Jazeera Balkans Documentary Film Festival de la capital bosnia.

El cineasta ha trabajado para tratar de arrojar luz sobre el rumor del «turismo de francotiradores» que persiste desde hace décadas. Sin embargo, nunca se ha podido corroborar, por lo que el documental ofrece tantos interrogantes como respuestas sobre esa supuesta práctica.

«Sarajevo Safari» habla sobre cómo millonarios occidentales y rusos pagaron -supuestamente- a militares serbobosnios para poder disparar contra civiles.

Caza humana en el asedio a Sarajevo
Una mujer corre ante un edificio bombardeado en Sarajevo en 1992. EFE/SIPA PRESS/Tom Haley

«Sarajevo Safari» sostiene que los «cazadores» eran millonarios -no identificados- de Estados Unidos, Canadá, Rusia e Italia, que viajaban primero a Belgrado, la capital de Serbia, para ser luego trasladados a Bosnia en helicópteros del Ejército yugoslavo o por carreteras controladas por las fuerzas serbobosnias.

La película de Zupancic no identifica a los mandos militares serbios y serbobonios que habrían permitido tales actividades.

Lo más caro: matar niños

Como en cualquier safari, había piezas más caras. En este «el precio era mayor si el objetivo era un niño», según relata uno de los testigos. El documental no menciona tarifas pero asegura que eran sumas enormes.

Ese testigo, cuyo rostro no se muestra y cuya identidad no se desvela, asegura que trabajó en el pasado como agente secreto para Yugoslavia y Estados Unidos. Afirma haber presenciado al menos siete asesinatos por parte de estos francotiradores.
Durante el asedio murieron en los ataques a la ciudad unos 6.000 civiles, entre ellos más de 700 niños.

Caza humana en el asedio a Sarajevo
Foto de 1993 de refugiados musulmanes mientras son evacuados en camiones de la ONU de la ciudad de Srebrenica. EFE/Str

«Vi como, por ciertas sumas de dinero, llegaban desconocidos para disparar contra los ciudadanos del Sarajevo sitiado».

¿Rumores o propaganda antiserbia?

La capital bosnia está en un valle rodeado de colinas, desde las que la artillería serbobosnia bombardeó y los francotiradores hostigaron a sus habitantes durante los 1.425 días que duró el asedio.

Zupancic, un documentalista y guionista con una larga carrera a sus espaldas, explica a Efe que decidió investigar este rumor porque representaba «un reto profesional y ético excepcional», que trastocaba su «percepción del mundo y planteaba cuestiones a un nivel nuevo, perturbador y desagradable».

Algunos medios serbios y serbobosnios han presentado el documental como mera propaganda antiserbia, aunque Zupancic defiende la validez de sus testimonios y niega que quiera «satanizar» a los serbios.

«Hemos grabado testimonios de gente a la que creemos. Cada persona que vea el documental decidirá si puede creerlo o no», subraya.

Caza humana en el asedio a Sarajevo
Calles de Vitez vacías tras los combates entre musulmanes y croatas en 1993. EFE/SIPA PRESS/Alexandra Boulat

Al principio consideró que le resultaría fácil desmontar los rumores sobre el «safari», pero el testimonio de los testigos le resultó convincente y resistió todas sus verificaciones.

Otro testigo es Edin Subasic, un antiguo analista del Ejército de Bosnia-Herzegovina, quien asegura que escuchó hablar de los safaris humanos durante el interrogatorio a un prisionero de guerra, que le contó que unos italianos habían pagado para disparar contra los civiles en la ciudad.

Las autoridades de Sarajevo informaron entonces a los servicios de inteligencia de Italia, que después de varios meses confirmaron la presencia de italianos y prometieron «que no volvería a repetirse».

Según Zupancic existen más testigos, pero todos se echaron atrás a la hora de hablar delante de una cámara.

Sospechas sin pruebas en el asedio de Sarajevo

Natasa Kandic, jefa de la ONG serbia «Fondo para Derecho Humanitario» de Belgrado, asegura a Efe que jamás tuvo informaciones sobre ese tipo de actividades.

Caza humana en el asedio a Sasrajevo
Radovan Karadzic (d) y Ratko Mladic (i) en una imagen de 1993. EFE/EPA/STRINGER

El director del Centro de Documentación de Sarajevo (IDC), Mirsad Tokaca, dice por su parte que solo sabe de rumores sobre este tipo de «safari», aunque menciona el caso del escritor ruso Eduard Limonov.

En el documental de 1992 «Serbian epic», del polaco Pawel Pawlikowski, se ve a Limonov (1943-2020) disparar con una ametralladora pesada contra Sarajevo. A poca distancia se encontraba el entonces líder serbobosnio, Radovan Karadzic, ahora en prisión por crímenes de guerra.

Pese a no tener pruebas, Fikret Grabovica, presidente de la «Asociación de padres de los niños asesinados en la Sarajevo sitiada», asegura que no duda de que algo tan «horripilante haya podido ocurrir» durante el asedio.

El Tribunal penal internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY) condenó a cadena perpetua – además de a Karadzic- también al comandante militar serbobosnio, Ratko Mladic, por los crímenes contra la humanidad durante el asedio de Sarajevo.

Edición web: Nuria Santesteban



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.